Los encierros voluntarios para el consumo cultural

14/03/2011

Los fines de semana que no hay concierto de ninguno de los tres grupos donde toco, tengo tendencia a encerrarme en casa. Me gusta tener mis cosas limpias, ordenadas, que funcionen. El viernes dejé el baño tan limpio que parecía un quirófano, puse tres lavadoras (y otras tantas secadoras), regué las plantas, cambié un par de cosas de sitio y me lancé con determinación al consumo cultural de cierto nivel. Mucha gente sabe que soy un ávido seguidor de la telebasura y los programas del corazón cuando tengo un rato libre (y no veo la necesidad de emplear justificaciones a mis filias), pero este fin de semana necesitaba hacer una excepción.

Esto ha sido en lo que he ocupado la mayor parte de mi tiempo estos dos últimos días (golpea en la foto para agrandarla):

Documentales de grupos que no me gustan y que incluso detesto: Sé que puede parecer estúpido, pero encuentro verdadero placer en pasarme horas viendo imágenes de giras a las que nunca asistiría de artistas que desconozco o que, en el mejor de los casos, no me gustan nada. Es realmente dedáctico porque uno se da cuenta de que, en el fondo, a todos nos mueve lo mismo: la pasión por una idea determinada. Puedo tragarme sin rechistar cómo Bono de U2 me habla de por qué escribió tal canción (una escrita ya en el s. XXI, es decir, de las que no importan demasiado), 10 minutos seguidos de The Edge utilizando los sonidos más detestables para un teclado o cómo Larry Mullen trata de explicar la manera de componer de la banda irlandesa (una manera que, por otra parte, no se la cree nadie). Y disfruto. El sábado me vi:

  • El DVD que viene en la edición limitada del How To Dismantle An Atomic Bomb de U2 (Island, 2004).
  • The Flying Opera Documentary (Nuclear Blast, 2011) de Avantasia (un grupo de heavy metal alemán que dicen haber inventado el concepto de ‘ópera metal’), en copia de avance que tenía pendiente desde hacía semanas.
  • LoudQUIETloud: A Film About The Pixies (Plexi, 2005). Hacía mucho tiempo que tenía esta copia de avance y nunca la había visto. The Pixies, a priori, no me pueden importar menos, pero el documental es muy interesante. Especialmente la incapacidad para relacionarse de los cuatro miembros y la vida rehabilitada de Kim Deal.

Avances de discos que seguro darán que hablar durante 2011: Debido a mi trabajo, cada semana llegan a casa una media de 10 discos nuevos, avances o copias promocionales. Y trato de escucharlos todos, claro.

  • The Mighty Fools, You’re So Good To Me (Homesick, 2011). Este disco me lo envió Banessa Pellisa la semana pasada. Me gustaría hacer un post sólo hablando de él. Es un chico catalán y el disco es una maravilla.
  • Iron And Wine, Kiss Each Other Clean (4AD, 2011). Sigo buceando en él. Cada semana encuentro algún detalle que hace que me guste más.
  • Smith Westerns, Dye It Blonde (Domino, 2011). Ya tenemos hype del año.
  • Ana Calvi, s/t (Domino, 2011). Quería saber por qué se habla tanto de ella. Entre PJ Harvey y Jeff Buckley. Bien, pero no nos volvamos locos.
  • Agnes Obel, Philarmonics (PIAS, 2010). Esta danesa está teniendo bastante éxito en todos los sitios menos en España. Tiene una canción maravillosa que se llama Riverside y a mí me recuerda a una mezcla perfecta entre Mirah y Laura Veirs.
  • Down, Diary of a Mad Band – Europe In The Year VI / 2 Cd + DVD (Roadrunner Records, 2010). Me lo regalaron en Barcelona el fin de semana pasado. Macarreo absoluto.
  • Owini Sigoma Band, s/t (Brownswood, 2010). Maravilloso disco de música africana e instrumentos eléctricos.
  • Cass McCombs, Wit’s End (Domino, 2011). Uno de mis discos favoritos en lo que llevamos de 2011 y uno de los trabajos de los que más se va a hablar gracias a esta canción.

Discos que ya formaban parte de mi vida:

  • Nina Nastasia, Dogs (Touch & Go, 2004).
  • Bob Dylan, Street Legal (Columbia, 1978). El disco que sacó Dylan cuando nací y con una de mis canciones favoritas de todos los tiempos: Changing of the Guards.
  • Bruce Springsteen, Tunnel of Love (Columbia, 1987). Esta canción la tocamos en The Secret Society.
  • These New Puritans, We Want War, 10″ (Domino, 2010). Un pepino muy serio.
  • Mirah, Cold Cold Water 7″ (K-Records, 2002). La mejor canción de esta maravillosa artista. Me llevó un tiempo encontrarlo.
  • Mogwai, Rock Action (PIAS, 2001). Un clásico que contiene una de las canciones más bonitas de lo que llevamos de siglo, Take Me Somewhere Nice, y que he recuperado para preparar la escucha de su nuevo disco, Hardcore Will Never Die, But You Will (PIAS, 2011).

Un libro corto: Hace una semana, cuando tocamos The Secret Society y Nine Stories en La Lata de Bombillas de Zaragoza, una chica, Marta Fuenbuena, me regaló un libro suyo de poemas. Ya me lo he leído. Ha habido cosas que me han gustado mucho y otras que no me han gustado tanto. Supongo que todos aprendemos. El libro se llama La Excusa de los Días (Colección Resurrección, diciembre 2010).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: