Un sábado cualquiera en la ciudad

02/04/2011

 

No querrás saber (ni creo que te importe)
que hoy volví a dormir desnudo en el salón;
empieza a hacer calor y sólo busco el frío.
Estoy bien, aunque podría ser distinto:
escogí vivir en un barrio tranquilo,
donde la emoción sólo la ponga yo,
donde cada avance que haga sea una celebración.
Y hablo todos los días con Nacho
de lo difícil que es ser feliz,
de los problemas que nos inventamos,
de cuánto nos cuesta llegar…

Ayer escuché gritar a mis vecinos
y de pronto recordé cómo suena el placer.
Sé que me hago mayor, porque no siento envidia.
El drama ya no domina mi vida,
encontré una paz que nunca merecí
y pienso hacerlo bien el resto de mis días
y aunque suene tonto sé que algo sí cambié.
Y me obsesiona no ser una carga,
ni para mí, ni para los demás.
Y es triste que no sepamos cómo
no hacer daño a…

En la televisión, cuerpos ensangrentados
de unos chicos que quizás tengan mi edad.
Y he de reconocer, que ya no siento nada.
Aunque es peor saber que nada puedo hacer.

[Esta letra pertenece a la canción Parte de guerra, que aparecerá en el próximo disco de The Secret Society. La foto está tomada en mi casa. A veces llego tarde al trabajo sólo por ver las sombras que hace la luz del sol al chocar contra los discos y la ropa tendida].

Anuncios

Una respuesta to “Un sábado cualquiera en la ciudad”


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: