Autoregalo = Autoplacer

27/07/2011

Cuando uno cumple 33 años ya se puede permitir ciertos lujos. Lujos pequeños, privados, que no necesita explicar. El mío llegó por fin ayer, procedente de algún almacén de Alemania: una guitarra. Llevaba un año entero detrás de ella, ahorrando lo poco que podía al mes. Es una Baby Taylor BT-2 mahogany. Las Taylor son unas guitarras americanas de prestigio, con tiradas mucho menores que las Martin & Co., Fender o Gibson, pero de una calidad fuera de toda duda. La marca posee dos plantas de producción: una en El Cajón, California, y otra 40 millas más al sur, en México.

El nombre de “Baby Taylor” no es aleatorio: su tamaño es más pequeño que el de una acústica normal. Son guitarras que también se conocen como “guitarras de viaje”.

¿Cuándo supe que tarde o temprano me haría con una Baby Taylor? Cuando vi a Damon Albarn tocar una interpretando On Melancholy Hill de Gorillaz en directo en la BBC británica:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: