Poema #1003

24/06/2014

9602209312_2c8c0c061b_o

Puedo escribir sin mirar el papel

porque el odio nunca se tuerce.

Adivino trayectorias por jugar a ver quién llega antes

en este trabajo inagotable

de permitir que la vida tome el control

y nos pase por encima como pasan los aviones

por todas las cabeceras de las pistas de aterrizaje.

El ruido amenazante de turbinas desbocadas

que vencen a La Gravedad sin preguntarse.

El imponente mecanismo que traslada cuerpos diariamente

de una parte a otra parte.

De permitir que el camino nunca se pare.

Y con cada gesto damos de comer a alguien.

Y con esos mismos gestos robamos a alguien.

Y con cada pausa alguien se enriquece.

Sentado junto a iguales diferentes

en el completo disparate de Occidente,

los objetos compiten por brillar más que ninguno

y lo nuevo tiene un valor incalculable.

Se va haciendo de noche sobre Hamburgo,

y fuera, entre la nieve, la perfecta comunión del hombre y su futuro.

Todo forma parte de la misma rueda dentada,

de la misma organización de vida y muerte.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: