Poema #2000

27/06/2014

IsraelGazaFebProtests

Nada desaparece: todo se agota.

Y en el ritmo dislocado de todo lo que convierte a esta ciudad en ciudad

se esconde la variable impredecible

de la que dependen los anhelos.

Nos apoyamos codo a codo para no caernos.

Se rompen y se anulan las perspectivas

desbordadas por la luz del mediodía.

Encuentro mucha vida en lo gastado,

en las zapatillas ya sin suela de aquel chico

que miraba hacia el techo en el vagón cargado

de calores y cansancios de un junio mortecino,

donde las fuerzas ya sólo dan para mantenerse.

Suenan por sorpresa las canciones de mi vida

en el autobús que me coloca en la frontera

que separa con un gesto retorcido

la suerte de unos pocos del resto de la Tierra.

Observamos renqueantes el desastre:

las ayudas que no llegan,

las parejas que se odian,

los códigos que operan,

las armas y las drogas relucientes,

las risas eufóricas de los estrategas.

Todos somos el mismo repetido,

esparcidos en distintas carreteras.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: