Poema nocturno C-10

11/08/2014

3025540-slide-s-12-christopher-morris-captures-new-york-subway-system-in-81No levantó el dedo ni uno solo
después de preguntar quién se había creído
la gran mentira del progreso de los hombres.
Miraban todos al suelo y a los lados
y movían en redondo los pulgares
notando las monedas,
los papeles,
los mecheros,
los cigarros empezados,
los chicles secos
y los caramelos,
que acumulaban con el paso de los días
en los bolsillos traseros de los pantalones.
Nadie supo contestar a las llamadas.
Nadie supo tomar las decisiones.

Vivimos porque no nos queda otra
y porque no sabemos si la muerte es de cobardes.
La duda es el idioma universal de las naciones
y los aciertos son sólo puntuales.
Me deshago como puedo del rencor
que nace libre del centro de mis huesos
cuando escucho lo que escucho
y leo lo que leo.
Y entonces llega la colección de frases hechas,
la metralla inútil de las obviedades,
las opiniones de todos los vecinos,
las declaraciones institucionales.
Vivimos porque es lo que hace todo el mundo.
Respondemos a lo que nos han enseñado.
El engranaje es perfecto desde fuera
aunque por dentro hace ya tiempo
que se ha desconfigurado.
Y doy la bienvenida a un nuevo día,
que dará paso a mil noches duplicadas.
Nunca pasa nada a este lado de la valla.

¿Y qué si es mejor que no pase nada?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: