Archive for the 'Libros' Category

La escritura de Jeff Tweedy

23/04/2011

Releyendo algunos capítulos de este libro que compré el verano pasado, renuevo por completo mi admiración y mi respeto por Jeff Tweedy (Wilco), a la vez que confirmo un paralelismo manifiesto entre su forma de escribir y entender las canciones y la mía. Si bien las intenciones son las mismas, sólo nos diferencian que sus canciones son mejores y que él tiene éxito. Dos detalles mínimos.

Traduzco:

” (…) Sin duda quería mejorar mi escritura y todo aquello pasó a la vez que quise mejorar mis lecturas. Escribía miles de cosas en mi cabeza y luego las olvidaba. Para algunas canciones de ‘Being There’ no creo ni que escribiera una sola línea en papel. Yo era de la escuela de pensamiento que dice que uno lleva todas sus ideas dentro de sí mismo. Me inspiraban los músicos de folk y quería ser capaz de llevar mis canciones a la espalda. Quería existir en su mundo, en el mundo de la tradición oral, del lenguaje libre. Ponía en marcha la grabadora para ver qué obtenía. Algunas palabras surgían al tocar algunos acordes, como un matrimonio, y aquello no variaba, incluso cuando pensaba en mejores palabras más tarde. Para hacer frente a eso, empecé a escribir letras en papel y a imaginar melodías para acompañarlas. El hecho de escribir hacía que pusiera muchas más palabras en mi cabeza y, por tanto, muchas más palabras en mi boca a la hora de encender la grabadora para registrar las canciones. De pronto había más material donde elegir. Ya no dependía del primer pensamiento que se me viniera a la cabeza: “Estoy aquí sentado en el sofá y siento que me has hecho daño”. Trabajé duro allanando el camino para favorecer la inspiración. El trabajo consiste en ponerte a ello más a menudo. Crear ese ambiente es el trabajo en sí: coger la guitarra, coger el bolígrafo, forzarte a hacerlo cada día, mentalizarte de que no todos los días obtendrás tu recompensa, pero que es más fácil que ocurra si tienes un bolígrafo en la mano que si no lo tienes”.

Tweedy comenzó a acumular cuadernos que rellenaba con pensamientos aleatorios, poemas, trozos de canciones, pequeños dibujos y transcripciones de conversaciones que llevaba en una mochila junto a sus libros allá donde iba. Desde ese momento, en lugar de empezar las canciones desde cero, abría sus cuadernos y elegía desde dónde empezar. “Me inspiraba la gente que trasladaba a la música poemas ricos en literatura: Bob Dylan, Patti Smith, Pavement, Jeff Magnum de Neutral Milk Hotel, Leonard Cohen, Rennie Sparks de The Handsome Family“, explica. “Por supuesto sabía que no iba a ser tan bueno como ellos y que me iba a doler vivir con eso, pero aún así hacía mi trabajo y volvía siempre cambiado, mejoraba de alguna forma, y me daba cuenta de que quizás yo no era tan malo. De pronto me descubrí escribiendo canciones que no eran tan lineales como Passenger Sideo como Box Full of Letters. Canciones que no tenía por qué comprender del todo, pero que removían algo en mi interior cuando las cataba enfrente de la gente, incluso cuando no estaba muy seguro de lo que se trataba. Eso sólo sería descubierto mientras las cantaba o las tocaba”. 

Del libro Learning How To Die, de Greg Kot (Broadway Books, NY, 2004). Más información en: wilcobook.com